Friday, March 23, 2018

Lo esperado.



La selección cubana de futbol cayó derrotada anoche con marcador de 3-1 frente al seleccionado de Nicaragua, un resultado, la derrota, que era el esperado si se mira como llegaban ambas selecciones, una Cuba con varias ausencias y armada de último minuto con muchos debutantes y una Nicaragua que viene de un proceso largo y con todos sus hombres.


Es por ello que el resultado del partido es lo de menos y lo importante es ver la actitud del equipo, lo que pudo proponer y la actitud y cualidades de los jugadores que ayer pisaron la cancha, muchos de ellos vistiendo la camiseta de las selección nacional, algunos de ellos incluso viviendo su primera experiencia internacional.

Cuba se mostró como un equipo organizado en los primeros minutos aprovechando la pasividad del equipo local que se vio sorprendido en los primeros minutos de juego, algo que aprovechó el equipo cubano para adelantarse en el marcador: balón cruzado para un Yordan Santa Cruz desmarcado que con un toque levantó el balón por encima de su marcador y después definir suave por debajo de la humanidad del arquero nica.

Cuba sorprendía no solo por el gol sino por lo organizada que aparecía en el campo, lo que hacía que el equipo local a pesar de monopolizar el balón no lograba crear ninguna ocasión al frente del marco de Johnston. 

De a poco Nicaragua fue adelantando líneas y pisando el área de Cuba y así llegó el primer gol local al minuto 35’ tras un pase largo Chavarria le gana las espaldas a Yainier Nópoles y define al primer poste de Johnston que salía a la desesperada.

Cuba no asimiló bien el golpe y eso propició el segundo gol de Nicaragua, que ya dominaba a placer, centro desde la derecha que techa a todo el mundo, recentro de cabeza y Moreno que gana en el pique y la empuja al fondo de las redes ante un Johnston clavado bajo los tres palos.

La segunda mitad arrancó con el mismo tono de la primera con Cuba mostrándose como la más dinámica pero esta vez el ímpetu caribeño duró menos y los locales monopolizaron el balón y las ocasiones y así llegó el tres cero tras una gran jugada por la derecha, que partió desde la misma área nicaragüense y que desnudó a toda la defensa cubana incapaz de detener el ataque nica.

Cuba terminó el partido agotada, con varios jugadores sin aire caminando y metida en su área, en fin, un resultado lógico y esperado para una selección que viene de un parón de casi dos años con improvisaciones en la formación y ausencias notables.

No comments:

Post a Comment