Historia del Futbol Cubano 1900 - 1929


             Poco muy poco se sabe sobre los orígenes del futbol en Cuba, la nebulosa del tiempo pareciera dejar un velo de misterio sobre sus orígenes y desarrollo a través de los años, cuentan algunas fuentes que a finales de 1906 llegaban a La Habana Manuel Rodríguez Lorenzo y Raúl Lombardo Sierra trayendo consigo los tres primeros balones.

              Además de los balones trajeron consigo la pasión por el deporte misma que lograron contagiar a otros entusiastas y al empresario Enrique Galán con los que crean el 24 de Febrero de 1907 el primer club de futbol en Cuba: El Hatuey, tocándole al Sr Galán el honor de ser nombrado el Primer Presidente de la institución misma que adquiere su primera equipación y balones (que eran ingleses de exportación y por encargo) en el “Centro del Sport” ubicado en la Calle O’Reilly #94
                  Dos años después vería la luz el Rovers, aunque lo hacía con el nombre de Prado Football Club, nombre bajo el cual jugó su primer partido.
Integraban la directiva del Rovers:
Presidente:                           Stephen Leech
Vice-Presidente:               R.M. Orr
Secretario:                            J. Ogilvis
Vocales:                                  F. Edwards
                                                      P.J. Thompson  
Capitán del equipo:        Jack C. Orr
Vice-capitán                         P. Evered.

                  Rebautizado más tarde por su fundador, el escocés William A. Campbell, renombre, que según cuentan se debe pura y llanamente al azar. Se dice que a Campbell le gustan los nombres de Wanderers y Rovers para su equipo, pero no lograba decidirse por uno en particular así que decidió rasgar un papel y en cada lado escribió por separado los nombres, lo lanzó al aire y cuando cayó el nombre que quedó a la vista fue el del Rovers, así que usó ese nombre para rebautizar su club.
                  Para el desarrollo del mismo se compraron 350 000 metros cuadrados de terreno en Capdevilla, donde se instaló la casa club, un terreno para practicar futbol, un parque infantil, un campo de golf que más tarde pasaría a llamarse Habana Golf Club, así como un campo de tenis, una cafetería, una piscina y una bolera.

                  El 10 de Febrero de 1910, llegaba a La Habana el buque inglés Cidra, estancia que aprovecharon sus marineros para efectuar un encuentro con los muchachos de Hatuey, que no se mostraron muy hospitalarios con la visita y le recetaron un contundente 8-0. Solo cuatro días después en Cienfuegos, el Sport Club de esa ciudad caía derrotado 0:2 ante los tripulantes de otro barco británico.
                  El 11 de Noviembre de 1911 se forma la Federación de Football Association en la calle San Rafael #109 altos, mismo lugar donde había sido fundado el Club Hatuey siendo elegido como Primer Presidente Manuel “Manolo” Rodríguez Lorenzo.

Hatuey y Rovers protagonistas del primer partido ofical en Cuba
                  Con esos antecedentes se llegó al histórico 11 de Diciembre, fecha del que es considerado el primer partido oficial en Cuba, aquella tarde ante la mirada de curiosos y entusiastas los muchachos del Rovers vencieron a los del Hatuey por un gol a cero tanto anotado por Jack C. Orr. El Hatuey integrado por cubanos y españoles formó con Armando Carcas, Raúl Lombardo Sierra, José Mier Zuvillaga, Juan Irigonegaray, Alberto Gaun, Theodoro Wilde, Miguel Carcas, Juan Más, Antonio Orobio Campa (Capitán), Juan Mensa, Manuel H. Lorenzo, José Bibal y Ramón Fernández. Mientras que el Rovers (con jugadores ingleses, escoceses, irlandeses y galeses) era integrado por P.J. Thompson, B. Meyers, D. Tucker, P. Onfroy, Jack C. Orr (capitán) R. Stone, P. Evered, S. Lismore, R. Webber, M. Tomey, J. Ogilvis, Davis, Houldsworth y J.E. Edwards.
                 El 1 de Enero de 1912 se confecciona el primer decreto de la Federación de Football Assoc, el mismo fue acordado y firmado por Manolo Rodríguez (Presidente), Frederick R. Edward (Secretario) y José Mier Zubillaga (Delegado Suplente) del máximo órgano futbolístico.

                  Y mientras en la capital del país y el centro de país el futbol comenzaba a dar los primeros pasos en el Oriente no se quedaba atrás y hay datos que señalan que ya en el 1912 se planeaban duelos entre las vecinas ciudades de Santiago y Guantánamo tal como señala la “Voz de Pueblo” que el 27 de Noviembre de ese año refleja la llegada por tren a Santiago de Cuba de Capitán del Guantánamo Sport Club en compañía de Enrique Rojo para ultimar, con los directores del Club Olímpico de esa ciudad, los preparativos para los partidos de Football que efectuarían en el mes de Diciembre.
                  El de 7 de Febrero de 1912 se juega un partido de exhibición en la casa del beisbol habanero: el  Almendares Par.
         En Septiembre de 1912 se crea el Fútbol Club de la Colonia Española, en Cienfuegos y da a conocer el primer reglamento en esa ciudad y ese mismo año celebró el primer juego contra el Centro Club al cual derrotó por 3:2. Sin embargo el primer partido oficial en Cienfuegos se juega el 19 de Enero de 1913, en los terrenos del hipódromo de la Perla del Sur (en el área del actual Reparto Eléctrico) entre el Cienfuegos Fútbol Club y Cuba

         El 29 de Noviembre de 1912 se forma el Deportivo Hispano América ese mismo año se forma el Euskeria Sporting Club

                  En 1912 se juega por primera vez la Copa Orr que es ganada por el Rovers.

                   En 1913 se edita “La Guía Oficial del Football Association”, primera publicación futbolística que estuvo auspiciada por la conocida casa comercial del Sport en O’Reilly.

                 El 2 de Febrero de 1914 el Fútbol Club de Cienfuegos celebra el primer partido contra un equipo Habanero. El partido que se celebró en el Hipódromo local y terminó favorable a los de la capital 8:0.

         Para 1915 se funda el AVC Football Club que más tarde cambiaria el nombre a Iberia Football Club, equipo que entre el 4 de Septiembre de 1927 y el 23 de Septiembre de 1928, estableció el record de más victorias consecutivas en Cuba con 35.

         En el año de 1916 por desacuerdos con los clubs por algunas decisiones es disuelta la antigua Federación y se creó la nueva Federación Nacional de Balompié cuyos reglamentos más sencillos y mejor adaptados a las necesidades del momento fueron aceptados inmediatamente por todos los Clubs. El Sr. William A. Campbell (quien había sido Presidente de la Federación de New York) fue nombrado como Presidente mientas que Don Francisco Martínez fue nombrado Secretario y Don Abelardo Valdés como tesorero

         El año de 1917 fue un año lleno de acontecimientos para nuestro fútbol. En medio de una situación  política convulsa por el alzamiento en armas de los liberales, es el fútbol, practicado exclusivamente por españoles, el único que ofreció cierta actividad.

Negativa fue la disolución del Unión Racing Club y la desaparición del Euskeria equipo que durante la Copa Orr de ese año (ganada por el Hispano Americano) llegó a presentarse con solo 8 jugadores. Todo esto obligó a la postergación del Campeonato Nacional para darle tiempo a que se formara el Fortuna Sport Club el cual acogió a la mayoría de los jugadores del Racing y el Euskeria.

         El 24 de Enero de 1917 se funda el Fortuna Foot-Ball Club que debuta ese mismo año en a primera categoría enfrentando al Hispano América en los terrenos del “Cuatro Caminos Park” cayendo 0-1, ese día saltan al campo por el conjunto blanquinegro Carcas, - Castro, Vista – Trabuco, el ex-Euskeria Gutiérrez, Deigham, Campbell, Sixto, Heredia, Evans y Fano.

                  Irónicamente es el Fortuna el que inició la controversia y las divisiones en el seno de la Federación. Con el Iberia casi Campeón del torneo con 7 puntos, uno más que el Hispano y seis más que el Fortuna (cuyo único punto provenía de un empate a 1 gol con el Iberia) se efectuó el último partido del torneo, a falta de pocos minutos para que se terminara el mismo el Fortuna se retira del terreno por no estar de acuerdo con una decisión arbitral.
         Por tal decisión y siguiendo el reglamento de la Federación el equipo Fortunato fue descalificado del torneo. Lo cual ocasionó reñidísimos debates en varias sesiones extraordinarias, que motivaron la renuncia del Secretario de la Federación, cuya mesa quedó sin cargo al ser automáticamente retirados el Presidente y el Tesorero por ser miembros del Fortuna,  equipo este que alegaba ilegibilidad en la acción de la Federación por habérsele sido impuesta después del 30 de Abril fecha en la que debió haber terminado el torneo. En medio de las discusiones salieron a relucir múltiples irregularidades las cuales ocasionaron la anulación de varios partidos ya que se habían utilizado árbitros no registrados por la Federación. Al final y después de varios meses se decidió otorgarle el Campeonato al Iberia que era el equipo que más puntos acumulaba al momento de la suspensión del torneo.

         Ese año se funda el Cataluña en el Centre Catalá, siendo nombrado como su primer presidente Joaquín Muntal y como vicepresidente Joaquín Vidal. El resto de la directiva quedó integrada por José Murillo (Tesorero), José Gregori (vicetesorero), Emilio Sánchez Martí (secretario) y José A. Veciana, J. Pamies, A. Avellanet y A. Comas.

         El mismo fue creado como un equipo de segunda categoría e hizo su debut a los pocos días en los terrenos del Estadio de La Federación contra el segundo equipo del Racing a destacar que fue el equipo Catalán el que abrió el marcador y que el partido terminó con un abrazo a dos goles. Entre los jugadores que en aquella tarde inaugural presentó el Cataluña caben señalar varios jugadores que ya habían militado en equipos españoles: el capitán Enrique de Asprer (Español de Barcelona), Serranía (Internacional), los hermanos Avellanet (Athletic de Sabadell) y Morera (Terrasa).

          Igualmente, ese año, se forman el Canarias y el Olimpia

         También en ese año se inaugura el Estadio de La Federación Nacional de Balompié, donde se efectuaron los partidos de la Copa Orr. El partido inaugural se produjo entre el Hispano-Americano y el Racing con victoria para los primeros de 4:0. Como dato curioso señalar que por primera vez hubo que pagar la entrada para ir a ver un partido de fútbol.

         En 1918 los “Tigres” del Hispano América ganan por tercer año consecutivo la Copa Orr y se queda con ella en propiedad.

         Fue por esa época que el futbol, llegaba a un lugar que lo adoptaría como niño mimado y que con el transcurso de los años se le llamaría la Cuna del Futbol: Zulueta. A tierra zulueteñas llegó el balompié de la mano, o en los pies, de los españoles que habían llegado a la región para construir las líneas del ferrocarril. Ya en 1918 se fundaba el primer club local, el Club Deportivo Zulueta, que pronto debió enfrentar su primer obstáculo, cuando debieron mover su primer terreno, aledaño a la iglesia, ante las quejas de las damas mojigatas de la época que veían como algo escandaloso un grupo de mocetones corriendo detrás de un balón mostrando las pantorrillas.

         En 1920 la Federación de Fútbol publica su primer reglamento y en 1925 se afilió a la FIFA. En ese año se recibió, por primera vez a un equipo extranjero para una serie internacional, este equipo fue el Galicia Sport Club de Nueva York que gano dos y perdió dos durante esta visita.

         Es a principios de los años 20 que comienza a desarrollarse el balompié en Manatí, una de las plazas futbolísticas cubanas de mayor tradición. Impulsado por inmigrantes españoles y caribeños, especialmente jamaiquinos, atrajo pronto la atención de los lugareños y ya en 1923 se funda el primer estadio de futbol en la localidad y pronto comenzaron a jugar contra seleccionados de Oriente y Camagüey contra los cuales logran importantes triunfos.

         El fútbol como tema cernía sus tentáculos sobre la Habana y sus barrios, absorbía, los cerebros de todos y dislocaba el curso natural de la vida plácida de una ciudad que se supone tranquila. No tardaron en aparecer, pues, aquellos famosos cartelitos, que rezaban así: "se prohíbe hablar de fútbol" con los cuales los comerciantes pretendían detener la apasionante avalancha arrolladora del fútbol que perturbaba el ritmo de los negocios. Se hablaba tanto de fútbol que el interés por el precio del azúcar, él estado del mercado tabacalero y la producción de café parecían caer en un segundo plano.

         En 1924 se crea la Federación Occidental de Futbol.
        
         En 1925 se funda la Federación  de Las Villas, a la cual se integró el Cienfuegos Sport Club que inmediatamente se convirtió en la sede de la misma propiciando además la creación de los clubs Cazadores y Náutico quienes por muchos años fueron grandes rivales del Cienfuegos SC.

        
       Ese es el año que los “Osos” del Fortuna conquistan el título de Campeón Nacional, al acumular una sola derrota y superando por tres puntos a su acérrimo rival el Hispano América, y se convierten en el primer Club cubano en realizar una gira al extranjero, la misma fue organizada por el empresario Rafael N. Delcore en colaboración con la Junta de Cultura Física y la Liga Nacional de Football costarricense.
 
       Formaban la expedición  cubana los porteros Enrique Fernández Parajón (quien años después se convertiría en el Presidente de la Asociación de Futbol Cubano) y Guillermo Pérez. Carlos Díaz y Conrado González como defensas. En el medio campo viajaron Luis Borrazás, José Lluhi, Norberto Paz, Károly Weise, mientras que en la delantera resaltaba Cosme Vázquez (contratado después por el Atlético de Madrid) junto a Károly Katzer (posteriormente seleccionador nacional), Emilio Borrazás, José Castillo, Ángel López, Luciano Mosquera y Guillermo Pérez.

         Con el objetivo de darle participación a la mayor cantidad de jugadores los organizadores organizaron dos selecciones. Una que agrupó a los jugadores provenientes de los Clubs de Provincia. La selección Provincial integrada por Miguel A. Mejía (CS Cartaginés), Enrique de Mezerville (CS Herediano) como porteros. Los defensas: Gilberto Arguedas (CS Herediano), Mayid Barzuna (LD Alajuelense) y  Abel Gutiérrez (LD Alajuelense). Lorenzo Arias (CS Cartaginés), Otoniel Martínez (CS Herediano), Eladio Rosabal (CS Herediano), Jorge Luis Solera (LD Alajuela) en la línea media mientras que Claudio Arguedas (CS Herediano), José Croceri (CS Cartaginés), Francisco Gutiérrez (LD Alajuelense), Braulio Morales (CS Herediano), Guillermo Pérez (CS Herediano) fueron seleccionados para la delantera.

Fortuna Foot Ball Club Campeón de Cuba en 1925
                  La otra (la selección Josefina) por su parte estuvo conformada por jugadores provenientes de la capital y para la cual se seleccionaron a Manuel Rodríguez (CS La Libertad), Abraham Sasso (Sociedad Gimnástica Española) para defender la portería, mientras que como defensas fueron llamados Arturo Aymerich (CS La Libertad), Juan Gobán (CS La Libertad), Raúl Guzmán (Sociedad Gimnástica Española) mientras que para conformar el medio campo y la delantera recibieron el llamado Bermúdez, Albertazzi, Gallegos, Chávez, José Joaquín Fonseca (CS Guadalupe), Juan Fonseca (CS La Libertad), Rafael A. Madrigal (CS La Libertad), Gastón Michaud (Sociedad Gimnástica Española), Pedro Quirce (CS La Libertad), Salvador Tabasch (CS La Libertad).
 
                 El 28 de Junio en el Estadio Nacional de la Sabana, en partido que se inició a las 10:20 de la mañana, los cubanos enfrentaron al conjunto Municipal que comenzó ganando gracia a un gol de Eladio Rosabal en el primer tiempo, pero para el segundo el húngaro Katzer perforaba la meta local en dos ocasiones para darle el triunfo al equipo del Fortuna. En aquella tarde histórica bajo las órdenes de Eduardo Garnier Ugalde los equipos alinearon de la siguiente manera: Selección Provincial: De Merzeville, G. Arguedas, Barzuna, Arias, Rosabal, Solera, Pérez, Gutiérrez, C. Arguedas, Morales, Croceri. Fortuna: Fernández, González, Díaz, Paz, Borrazás, Weise, López, Katzer, Lluhi, Vásquez, Mosqueras.


                  Una semana más tarde en el mismo lugar y media hora más temprano, le tocó el turno al conjunto Josefina, los de San José con muchas figuras del Campeó local el CS Libertad opuso mayor resistencia al conjunto habanero al punto de arrancarle un empate a tres goles, destacándose por los locales Macho Madrigal con dos goles (uno en cada periodo) mientras que por los cubanos Cosme Vásquez sumaba la misma cantidad, solo que ambos los anotó en la primera mitad. El tercer gol del conjunto Josefina fue conseguido por Gastón Michaud en el primer tiempo mientras que el tercero del fortuna fue rubricado por José Castillo en la segunda mitad.
                  Bajo las órdenes del Señor Ricardo Fournier los equipos alinearon de la siguiente manera: Selección Josefina: Rodríguez, Aymerich, Gobán, Bermúdez, Albertazzi, Gallegos, Fonseca, Madrigal, Quirce, Tabasch, Michaud. Fortuna: Pérez, González, Díaz, Lluhi, Borrazás, Weise, López, Katzer, Castillo, Vásquez, Mosquera.
                  Tras este resultado los ticos del Josefina llegaron al tercer partido de la serie con la esperanza de ganarlo para emparejar la serie y con esa ilusión saltaron a las 10 de la mañana del 12 de Julio al Estadio de La Sabana, pero los muchachos del Fortuna habían tomado nota de sus errores y de las virtudes del contrario en el partido anterior y no dieron ninguna posibilidad a los locales derrotándolos con marcador de dos goles a cero, gracias a goles de Cosme en el primer tiempo y de López en la segunda mitad.
         Egon Holst llevó las riendas del encuentro en el que los del Josefina alinearon con Rodríguez, Guzmán, Gobán, Bermúdez, Albertazzi, Gallegos, Chaves, Madrigal, Quirce, Tabasch, Michaud, mientras que los del Fortuna mandaban al terreno a Fernández, González, Díaz, Borrazás, Lluhi, Weise, López, Katzer, Borrazás, Vázquez y Mosquera.

         Del 23 al 30 de Agosto se juega en el Almendares Park la Copa Reina Victoria, donada por la Reina de España y es ganada por el Fortuna con tres victorias en igual número de partidos, siguieron a los Osos los Toros del Juventud Asturiana con dos victorias y una derrota, los Tigres del Hispano América con una victoria en tres presentaciones cerrando la tabla los Tigres del Iberia que no pudieron ganar ninguno de sus tres partidos,

1926

         En 1926 Frank Mejías es contratado por el Campeón tico CS Libertad convirtiéndose en el primer jugador extranjero en ser contratado por un club costarricense.

         El 19 de Agosto de 1926 llegaba a Costa Rica a bordo del Vapor “Calamares” el Fortuna para su segunda gira por tierras ticas, esta vez gracias a la gestión de Dionisio Facio; una gira que se extendió a siete partidos cuando en un principio se habían planificado solo cinco encuentros.

         Esta vez el equipo habanero, que había perdido su titulo de Campeón Cubano frente al Real Iberia  incluyó el grupo alguno refuerzos. Los porteros Ricardo “Zamorita” Mas y Ocampo del Olimpia, Gimbernat un medio del Cataluña y los delanteros William Weidneir también de Cataluña y Lage del Real Iberia.

         El resto del grupo estuvo formado por Carlos Díaz y Conrado González como defensas. Benito Miró, Norberto Paz, Lajos Strauss como medios, así como Emilio Borrazás, Károly Katzer, Luciano Mosquera, Istvan “Pipa” Löchner y Santos Nosti “Polón, que se unió al grupo tras el primer juego contra el Herediano, equipo que el 22 de Agosto masacró a los cubanos 6:2, con Pipa siendo el autor de ambos goles cubanos, mientras que Fuentes y C. Arguedas sobresalieron por los locales con dos goles cada uno. Gutiérrez y Morales aportarían también uno per cápita para completar la media docena.

         Una semana después el rival fue el Libertad. Los equipos se vieron las caras en el Estadio Nacional ante 12 000 espectadores y bajo las ordenes del colegiado Enrique Ulloa alineando el Fortuna a Ocampo bajo los tres palos, Carlos Díaz y Conrado González en la defensa; Lage, Strauss y Miró como medios y a Löchner, Borrazás, Katzer, Mosquera y el recién llegado Santos Nosti en la delantera.

         El partido en el que se disputaban las Copas Buick y Ortofónica comenzó con el Fortuna buscando el arco rival en busca de resarcirse de la derrota ante el Herediano y pronto sus esfuerzos se vieron compensados cuando Pipa marcaba su tercer gol de la gira y el primero del juego. Los locales reaccionaron al gol Fortunato y Pedro Quirce de cabeza ponía el empate antes de que finalizara la primera mitad.
         Tabasch adelantaría a los libertos apenas iniciado el segundo tiempo, Tabasch y Madrigal pondrían el juego fuera de todo alcance para los cubanos, que solo pudieron descontar un gol cuando Santos Nosti marcó el último gol del partido para el 4-2 final a favor de los locales.

         Siete días después, el 5 de Septiembre, le tocó al Alajuelense, equipo que no quiso añadir ningún refuerzo a su nómina y terminó pagando su osadía con una contundente derrota de 2:7. Llegó el 12 de Septiembre y la revancha ante el Herediano, aunque el termino revancha sería mucho decir, ya que los del Fortuna no tuvieron ninguna chance frente al conjunto tico, que impulsado por tres goles de Gutiérrez, los demolió con un contundente 8-0, Morales y Arguedas aportarían dos cada uno y Fuentes añadiría el octavo.

         Apenas tres días más tarde el conjunto habanero debió medirse al conjunto de la Libertad, partido en el que los fortunatos hicieron varios cambios. Zamorita sustituyó a Ocampo en la puerta, mientras que Miró fue retrasado para hacer pareja con Carlos Díaz en la defensa. Gimbemat fue introducido en el medio campo junto a Lage y Srauss, quedando la delantera con Borrazás, Mosquera, Santos Nosti y los húngaros Katzer y Pipa.

         Esta vez el conjunto local no pudo controlar el juego de los cubanos que se fueron al descanso con ventaja de tres goles a uno. Löchner (Pipa) volvió a ser el jugador más desequilibrante al marcar dos de los tres goles mientras que Santos Nosti el autor del otro, por su parte Madrigal descontaba de cabeza para los locales.

         En la segunda mitad Borrazás pondría el cuarto de los muchachos del Fortuna, mientras que Zamorita se exhibía deteniéndole un penalti a Madrigal con lo que el partido terminó a favor de los visitantes con marcador de 4-1.

         A falta de un equipo que pudiera darle un buen juego a los cubanos se organizó un tercer enfrentamiento frente al equipo de la Libertad, que no pudo contar esta vez con algunos jugadores importantes como Macho Madrigal o Abel Gutiérrez, por su parte el Fortuna volvió a colocar a Ocampo bajo los tres palos como único cambio con respecto a la victoria en el juego anterior (Benito Miró, Gimbemat, Lage, Strauss, Borrazás, Katzer, Pipa, Mosquera y Nosti).

         El partido jugado el 19 de Septiembre fue un nuevo éxito para los locales que se pusieron temprano al frente cuando Miró alojó el cuero al fondo de su propia meta al tratar de despejar un cabezazo de Mora, Pipa Löchner empató el cotejo desde el punto penal pero Tabasch volvió a adelantar a los libertos antes de que terminara el primer tiempo. El mismo Tabasch ampliaría el marcador en la segunda mitad al marcar el 3-1 marcador con el que terminaría el encuentro a pesar de que en los últimos minutos los cubanos se volcaron totalmente sobre el arco rival.

         Antes de emprender el regreso los jugadores del Fortuna tuvieron un gran gesto al aceptar jugar un partido extra contra el Gimnasia Española para recaudar dinero en beneficio del jugador costarricense Ignacio Mora, del Libertad que se había fractura la pierna en el último partido entre su equipo y el Fortuna.

         El Gimnasia no resultó un gran oponente para los habaneros que ganaron fácilmente con marcador del 5-0, con goles a la cuenta de Borrazás, Löchner en dos ocasiones cada uno y Nosti.

         También ese año el Rey de España le otorga el título de Real al Iberia, que pasa a llamarse Real Iberia y añade una corona a su bandera.

         El 18 de Septiembre de 1926 el Real Club Deportivo Español de Barcelona (que traía entre sus filas a Ricardo Zamora) llega a la Habana y un día después se enfrentaba a una selección habanera a la que derrota con marcador de 4-0, ese día el equipo cubano  jugó con Amador, Bobranzas, Martín Santos Ferrón, Belmonte, Edelmiro, Arenas, Calcerán Villar, Candasu, Avelino y Torres, mientras que los españolistas además de Zamora tuvieron a Saprisa, Portas, Trabal, Esparza, Caricedo, Olarriaga, Ventolrá, Oramas, Padrón y Yurrita.

         El 24 de Enero de 1927 llega a bordo del vapor “Venezuela”, proveniente de Ecuador, donde había ganado sus dos partidos con marcador de 7-0, el conjunto chileno de Colo Colo, envuelto en su primera gira internacional, el conjunto que fue recibido en La Habana por el cónsul chileno en Cuba Luis Rencorret, jugó su primer encuentro el 28 de Enero contra un conjunto formado por jugadores del Iberia  y el Juventud Asturiana ganándolo con marcador de 4-1.

         Dos días después jugaron el segundo juego, este, frente a los muchachos del Fortuna ganado por estos 3-2, un partido que por demás estuvo lleno de controversia debido a dos penaltis pitados por los jueces del cotejo Mr. Campbell y “Kilómetro” Pérez sin causa aparente como reseñaron los periódicos el Sol y El Mundo de la Habana.

         Mientras en el Campeonato Nacional de ese año se produce un hecho insólito: para definir el Campeón de ese año fue necesario jugar una serie extra entre los equipos del Juventud Asturiana y el Fortuna. Después de dos empates (a dos y a un gol) los góticos ganaron el decisivo por tres goles a dos pero, para asombro de todos, el partido fue anulado por entender que el árbitro había dado por bueno el último gol del Fortuna y este haber sido conseguido en una jugada ilícita.

         De poco sirvieron los reclamos de los Osos, la anulación se mantuvo y en el cuarto partido de la serie los Toros vencieron a los fortunatos con marcador de 2-0 para llevarse así su primer trofeo.

         Ese mismo año llega a la Habana el ilustre equipo del Nacional de Montevideo inmerso en una extensa gira por las Américas. La expedición charrúa estaba llena de nombres ilustres: Mazzali, Batignani, Antonio Urdinarán, Recoba, Diego Fernández, Queirolo, Andrade, Zibechi, Vanzino, Lorenzo Fernández, Ghierra, Santos Urdinarán, Héctor Scarone, Pedro Petrone, Ángel Romano, Héctor Castro, Zoilo Saldombide, Haberli, el “Vasco” Cea y Finamore a los que se unía Lorenzo Fernández que a pesar de ser un ídolo del Peñarol se le había llamado a reforzar aquella portentosa selección en la que se podían descubrir varios Campeones Olímpicos de 1924, otros que lo serían un año después y otros que se convertirían en los primeros Campeones del Mundo tres años más tarde.

                  Le tocó al Real Iberia ser los primeros rivales pero no pudieron hacer nada para detener a sus bien calificados rivales que terminaron ganando con marcador de 4-1. Apenas cuatro días después lo Toros del Juventud Asturiana saltaron al terreno con cartel de víctima con un Nacional luciéndose como el perfecto matador para llevarse rabo y oreja, pero los Toros dieron la sorpresa y con 4-2 final dieron una cornada mortal a los uruguayos que no podían creer lo que había pasado.
                  Aquella gloriosa tarde, en el Almendares Park el juventud Asturiana tuvo a Amador bajo los tres palos a Amador, Goyo y Constante estuvieron en la defensa, Bienvenido, Mieres y Cardeso formaron la línea media mientras que Casielles, Polón, Edelmiro, Avelino y Gacha fueron los delanteros.
                  Fueron muchos los intentos de los ilustres visitantes que se veían con incredulidad lo que pasaba sobre el terreno de juego, sin embargo cada embate charrúa era ahogado por las extraordinarias intervenciones de un Amador en tarde de gala y cuya actuación bajo los tres palos hizo que el mítico Scarone una vez terminado el encuentro abriera los brazos en cruz y soltara: “Si de verdad Dios existe, es asturiano, y hoy estuvo en la puerta de la Juventud”.
                  Hay que señalar que esa tarde el juez central del cotejo Hermo, pitó nada menos y nada más que 4 penaltis y mientras los cubanos marcaban los suyos por intermedio de Bienvenido, Scarone fallaba uno y anotaba otro por los charrúas.
                  Tres días más tardes el Club Hispano América pagaba los platos rotos ante unos uruguayos que heridos en su amor propio le propinaron un inobjetable 8-1, todos anotados en un lapso de 40 minutos.
                  Solo unos meses después otro club ilustre llegaba a La Habana: el Real Madrid, que el 28 de Agosto se enfrentaba en el Almendares Park al Juventud Asturiana juego que causó tanta expectación que ni la lluvia pudo evitar que cerca de 15 000 espectadores presenciaran el cotejo.
                  Fueron los Toros del Asturiana los encargados de abrir el marcador a través de Goyo, pero en la segunda mitad Urquizu y José María López Peña anotaban por los visitantes para llevarse la victoria de 2-1.
                  Si bien en un principio se había planificado un segundo partido, este frente al Fortuna, el juego nunca se celebró por que los del Madrid abandonaron la isla antes de lo esperado, según reportes de la época, por el interés de los jugadores en terminar lo antes posible la gira y regresar a casa.
         Por segundo año consecutivo el Sr. Dionisio Facio se encargo de preparar una gira de un equipo cubano a Costa Rica, esta vez le tocó el turno al Centro Gallego equipo que llegó a tierras ticas el 24 de Noviembre, una expedición que estuvo conformada por el portero José Turco “Turquito”, los defensas Ignacio Abella, Ramiro y Varela, los medios Crespón, Rey, Ángel Rodríguez y Jacobo Torres, así como los delanteros Sixto, Saavedra, Naya, Ángel Gisleno, Santos Nosti, Luciano Mosquera, estos dos refuerzos del Fortuna y Bienvenido López que pertenecía al Hispano América.

         El 27 de Noviembre los gallegos abrieron la serie contra el Libertad en el Estadio Nacional en un encuentro dirigido por el Sr. Víctor M. Ruiz. Ese día el equipo habanero alineo con Turquito,  Abella, Ramiro, Rey, Jacobo Torres, Ángel Rodríguez, Gisleno, Bienvenido López, Naya, Saavedra y Sixto. Mientras que el Libertad presentó a  Manuel Rodríguez en la portería, Arturo Aymerich, Abel Gutiérrez, Ricardo Bermúdez, Juan Gobán, Luis Montero, José J. Fonseca, Rafael A. Madrigal, Pedro Quirce y Salvador Tabasch.

         Fue un comienzo nada agradable para los cubanos que fueron derrotados con claridad 5-2 por un conjunto liberto que tuvo una increíble primera etapa en la que superaron claramente a los gallegos 4-1 a pesar del haber sido estos los primeros en anotar cuando Ramiro marcó desde el punto de penal. Los locales igualarían a través de Fonseca y minutos más tarde se adelantan cuando Tabasch recoge suelto un rebote de Turquito a un trallazo de Madrigal y marca a placer, cuatro minutos más tarde el Libertad marcaba el tercero y Tabasch se encargaría de poner el cuarto antes de finalizar el primer tiempo.

         Los Alacranes reaccionaron en el segundo tiempo y controlaron las acciones, pero sus ataques fueron bien controlados por la defensa costarricense que de contragolpe y por medio de Tabasch logró marcar el quinto gol, los cubanos finalmente tuvieron por fin recompensa a sus esfuerzos cuando Gisleno marcaba el segundo gol de los gallegos. Con la victoria el equipo local se quedaría con el trofeo “Marsalovo Bonomelli”.

                  El 4 de Diciembre los cubanos se encontraron con el verdugo del Fortuna un año antes el Herediano y el Gallego tomó venganza y los venció 2:1. Así las cosas y con una victoria per cápita los del Centro Gallego y los de La Libertad se volvieron a ver las caras. Para este partido se pusieron en juego los trofeos “Osiris”, “Packard” y “Studebaker”.
                  El partido se jugó el 11 de Diciembre a las diez de la mañana. En una fecha tan especial para el futbol cubano los del Centro no podrían permitirse el lujo de una derrota y para ello introdujeron algunos cambios en su alineación: Turquito bajo los tres palos, Ignacio Abella y Varela en la defensa, en el medio estuvieron Cespón, Jacobo Torres y Rey, mientras que arriba formó con Gisleno, Bienvenido López, Mosquera, Naya y Sixto.
                  El partido fue muy reñido y ambos equipos buscaron con ansias el gol que los pusiera encima en el marcador. Temprano en el primer tiempo y a la salida de un córner Jacobo Torres se lesiona en un choque con Tabasch teniendo que ser sustituido por Ángel Rodríguez.
                  Tras una primera mitad sin goles los locales se adelantaron en el marcador cuando Bermúdez marcó un gol de tiro libre, el mismo Bermúdez pudo subir el segundo al marcador pero falló un penalti sancionado por una falta dentro del área gallega. Los fantasmas del primer partido parecieron resurgir cuando a los pocos minutos Marchena logró anidar el segundo del Libertad con un remate de cabeza.
                  Llegaría entonces la respuesta de los Alacranes que con goles de Gisnelo y Naya lograba empatar el partido a dos, marcador con el que terminaría el encuentro.
                  Este fue el último juego del Centro Gallego en tierras ticas, regresando a la isla con foja de una victoria, un empate y una derrota y los jugadores ticos: Braulio Morales, Jesús Conejo, Enrique Solera y Alejandro Morera Soto
         Es ente año en el que se funda el Colegio Nacional de Árbitros, cuya sede quedó ubicada en la Calle General Rivas # 51 y cuyo Comité Ejecutivo quedó integrado por los catalanes José Lovera Mas (Presidente) y Pablo Ferré Elías (Secretario). Como Secretario fue nombrado el Sr. Guillermo Pérez mientras que el Sr. Francisco Rodríguez era nombrado vocal de la misma.

         Comenzaba además, el 4 de Septiembre, una de las gestas más grandes en nuestro futbol cuando el Real Iberia comenzaba a hilvanar una racha de 35 juegos sin conocer la derrota, misma que duraría algo más de un año y que llegaría a su fin el 23 de Septiembre de 1928, durante ese lapso los Leones no solo se agenciaron el Campeonato Nacional, sino también la Copa de Campeones en la que participaron todos los equipos que se habían sido Campeones de la División de Honor hasta ese entones. Un Iberia que entre otros contó en esa gloriosa racha con jugadores como: Manuel Vidal, José Maneiro, José “Japonés” Lagos, Juan “Arenas” Vázquez, Manuel Berges, Pedrito Ferrer, Pepe Torres, Los hermano Lorenzo (Edelmiro y Gonzalo), Panchito Álvarez, José “Begoña” Nieto, Manuel “Bebito” Villaverde y Quintans.

         Proveniente de México y tras una exitosa gira por tierra costarricenses (donde terminaron con un saldo de 4 victorias y una derrota) y mexicanas (donde terminaron con saldo de cinco victorias en cinco salidas, incluyendo un doblete al club América y una goleada de 7-1 al Asturias) llegó a la Habana a principios de 1928, el Alianza Lima peruano para abrir una serie de juegos amistosos.

         Encabezados por el Señor Víctor Oyague, la expedición aliancista estuvo integrada por el arquero Eugenio Segalá, Juan Rostaing, Alberto Soria, Julio Quintana, Filomeno, Julio y Domingo García, José María Lavalle, Alberto Montellanos, Alejandro Villanueva, Demetrio Neyra, Jorge Koochoi (Sarmiento era su apellido materno) y Guillermo Rivero. Además de contar con varios refuerzos como fueron el caso  de Alfonso Saldarriaga (Atlético Chalaco), Jorge Pardón y el uruguayo Romeo Parravicini (ambos del Circolo Sportivo Italiano). Siete de estos hombres (Villanueva, Lavalle, Koochoi, Quintana, Soria, Neyra y Pardón) formarían parte del equipo que defendería los colores del Perú, dos años después en el primer Campeonato del Mundo en Uruguay

         Tras dos empates iniciales 1-1 contra el Juventud Asturiana y 2-2 frente al Hispano América, los peruanos fueron arrollados por la Juventud Asturiana en el segundo juego con marcador de 6-1 y se despidieron amargamente con otra derrota, esta vez frente al Cataluña con marcador de 4-3.

                  El 11 de Marzo el Deportivo Hispano América inauguró Campo Armada y lo que pudo ser el empujón que necesitaba el futbol cubano para terminar de adueñarse del corazón de los fanáticos terminó siendo una desgracia para el futbol nacional, pues el resto de los equipos en vez de emular a los Tigres y construir estadios en otras barriadas de la capital se enfrascaron en una guerra que dividió el futbol, separándose en dos grupos. Por un lado el Fortuna, Iberia, Juventud Asturiana y el Cataluña mientras que por el otro se agrupaban el Centro Gallego, Hispano América, Olimpia y Baleares.

                  Murió entonces la Federación Occidental dándole paso a la Federación de Futbol que se mantuvo hasta la creación de la Asociación de Nacional de Futbol de Cuba.

                  El 28 de Abril de ese año se jugó el primer partido nocturno en Cuba y también en 1928 hubo tres Federaciones para regir los destinos del fútbol, la Occidental, la Oriental y la Camagüeyana. Cada Federación campeaba por sus respeto y ninguna era capaz de imponerse como autoridad. Cada una dictaba las disposiciones que consideraba naturales y pertinentes, el desorden y descontrol era tal que un jugador suspendido por una Federación podía obtener un contrato con un club de otra de las Federaciones y jugar sin ningún problema.
 
En 1929 llega a La Habana el Club Sport La Libertad de Costa Rica con el objetivo de jugar tres partidos con el Club Hispano América. El conjunto tico traía varios refuerzos entre los que se encontraba el jugador del Alajuelense Salvador Soto Villegas “Buroy” quien en 1931 sería contratado por equipo Fortuna y quien además defendería los colores de nuestra selección para las eliminatorias de la Copa del Mundo de 1934.

El primer partido se jugó en Campo Armada el 18 de Mayo de 1929, ante 10 000 aficionados, el partido se inició (según los archivos) a las 10:30 de la noche. En su casa, El Hispano alineó conLamas en la puerta, Abella e Ignacio en la defensa, Sarmiento, Toth y Víctor en el mediocampo dejando el ataque para el tándem conformado por Amantegui, Kovias, Nuy, Francisco Pérez y Saavedra. Por su parte el Libertad mandaba a Manuel Rodríguez a defender el marco, Arturo Aymerich y Arturo Alfaro como pareja defensiva, dejando el mediocampo para el trio conformado por Lorenzo Arias, Ricardo Bermúdez y Braulio Valverde; Gilberto Abarca, Juan Gobán, Rafael Madrigal, Salvador Soto, Salvador Tabasch formaban la delantera.

 Son los tigres los que mueven el balón, pero son los ticos los primeros en llegar al marco contrario, a los pocos minutos se lanza un tiro de esquina (cobrado por Juan Gobán) que es cabeceado por Papas Tabasch y que se incrusta en las redes para el 1:0 de la visita, marcador con el que se irían al descanso pese a la intensa lucha entre los equipos.

En la parte complementaria los dos protagonistas del primer gol se vuelven a juntar, esta vez el centro proviene de Papas y Gobán la manda al fondo de las piolas con soberbio cabezazo. Cuatro más tarde el tercer y último gol del encuentro, otra vez Tabasch y Gobán son los protagonistas, el segundo habilita al primero quien suelta un riflazo que se deposita en el fondo de las redes. El Hispano pudo descontar hacia el final del partido cuando se sanciona un penalti en su contra pero el remate Pérez fue detenido por el portero tico Manolo Rodríguez

                  Para el segundo partido el Hispano logró que se transfiriera del 23 de Mayo a las 7:30 de la tarde para el Domingo 26 a las cuatro, con esto  el Hispano trataba de ganar tiempo para solucionar sus dificultades con la federación Cubana y poder obtener refuerzos de otros equipos. El juego se realizó en horas de la tarde y el conjunto antillano se alzó con la victoria 2:1 con un gol desde el punto de penal a 15 minutos del final.

                  Ese día los Tigres alineaban a Lamas - Abella, Ignacio - Sarmiento, Toth, Victor - Amantegui, Kovias, Nuy, Francisco Pérez y Saavedra; mientras que el conjunto Liberto lo hacía con Carlos L. Ulloa – Arturo Aymerich, Arturo Alfaro – Lorenzo Arias, Luis Montero, Braulio Valverde – Gilberto Abarca, Juan Gobán, Rafael Madrigal, Salvador Soto, Salvador Tabasch.

                  Cuatro días después. El 30 de Mayo. se efectuó el último de los tres encuentros pactados. Para el encuentro que decidía la serie los locales alinearon otra vez con Lamas bajo los tres palos e Abella e Ignacio en la defensa. En la media Joaquín ocupó el lugar de Sarmiento y se unió a Toth y Víctor, dejando en ataque en los pies de Amantegui, Bernardino, Kovias, Saavedra, Sarmiento. Por su parte el conjunto de la Liberta foraba con Manuel Rodríguez en la puerta, los dos Arturo (Aymerich y Alfaro) en la defensa; Lorenzo Arias, Luis Montero y Braulio Valverde en la media; Gilberto Abarca, Juan Gobán, Rafael Madrigal, Salvador Soto, Salvador Tabasch se encargaban de conformar el ataque.

                  A los 13 minutos el conjunto visitante se puso en ventaja tras el cobro de un tiro libre de Macho Madrigal, el mismo jugador pudo aumentar el marcador minutos más tarde, pero su remate se estrelló en el marco. El partido se tornó ríspido hacia el final del primer tiempo siendo expulsados Montero (Libertad) y Sarmiento (Hispano) por pelear. En el segundo tiempo llegaron los goles locales primero en los pies de Amantegui y después en los de Kovais, resaltar la labor de Lamas que una buena tarde mantuvo a los visitantes en un gol y asegurar el triunfo del Hispano que se llevaba así la serie
                 
                  A finales del mes de Diciembre llega a Cuba el Nationals de Nueva York Campeón de los Estados Unidos para una serie de 3 juegos con equipos cubanos, tras jugar contra el Iberia y el Juventud Asturiana, le tocó tratar de empatar la serie el Centro Gallego en partido que se jugaría el 1 de Enero de 1930.

2 comments: