martes, 29 de septiembre de 2020

A la Copa por un camino de espinas.


Un verdadero camino de espinas le espera a la selección nacional cubana de Futbol en su camino a conseguir clasificación a Copas de Oro tras conocerse en la noche de ayer los resultados del sorteo de la fase previa anoche en Miami.

Los cubanos que han participado en 9 adiciones anteriores (1998, 2002, 2003, 2005, 2007, 2011, 2013, 2015 y 2019), tratarán de conseguir el boleto al torneo por oncena vez (en el 2009 a pesar de haberse clasificado Cuba no participó porque la Federación Cubana a instancias de l INDER decidió retirarse del Torneo) , y no quinta cómo expresara el compañerito Pitirre, Comisionado Nacional de este deporte en Cuba en recientes declaraciones aparecidas en JIT ONLINE  «Nos han emparejado en una llave en que podemos aspirar a transitar y lograr un quinta participación en las copas de oro de fútbol. Estamos viviendo un cambio generacional en las filas de la selección nacional y será un bonito reto bonito enfrentar esta fase preliminar»

Colocados en el Bombo uno los nuestros fueron sorteados con el equipo de Guyana Francesa un rival con el que Cuba tiene un record parejo de una victoria, un empate y una derrota, siendo esta última sufrida por los nuestros en tierras guyanesas tras uno de los viajes más denigrantes a que una selección haya sido expuesta.

Mas de 24 horas de viaje con diferentes escalas, dormida en el piso de los aeropuertos, travesía en chalupa para cruzar la frontera guyanesa y varias horas por la selva amazónica en camión fueron algunas de las vicisitudes vividas por el conjunto dirigido en aquel entonces por Julio Valero que terminaba siendo goleado 0-3 en un resultado corto y que sentenció la eliminación cubana a la Copa del Caribe 2017.

Si bien las condiciones esta vez serán diferentes, pues se juega en los Estados Unidos y la travesía no debe ser tan tortuosa, y de tener un técnico mucho más preparado, según nuestra modesta opinión y sin tratar de demeritar el trabajo de nadie, el equipo con el que cuenta el estratega pinareño es mucho más inexperto que el comandaba Lulo en aquel entonces.

Con una defensa muy endeble, que ni siquiera la presencia de un extra clase como Yosel Piedra puede disimular y la inexperiencia en una media cancha compuesta por jóvenes talentosos, pero de poco roce e inexperta las esperanzas del pinareño y la de todos los aficionados del futbol cubano están puesta en la llegada de los llamados legionarios en busca de cambiarle la cara al equipo y de poder tener posibilidades reales de clasificación.

            De lograse superar el escoyo de los guyaneses, habría que medirse al ganador del partido entre Monserrat y Trinidad & Tobago, si es que los trinitarios logran salir de la sanción de la FIFA que sobre ellos pesa.

            Un duelo complicado, pues si bien los de Moserrat no tienen una larga historia demostraron ser un equipo complicado en la última Liga de Naciones al vencer a República Dominicana y poner en aprietos a los salvadoreños, mientras que los Trinitarios, a pesar de tener una Liga que ha decaído en los últimos, tienen una amplia legión de jugadores jugando extra fronteras en Ligas diferentes Ligas de los Estados Unidos, Europa y Asia, con la que pueden conformar un equipo complicado.

De pesar la historia y salir triunfantes los Socawarriors, nos las estaríamos viendo con un equipo que ha ejercido una gran hegemonía sobre el nuestro en la historia de los enfrentamientos entre ambas naciones. Y es que en 27 partidos (13 desde el 2000) oficiales entre cubanos y trinitarios los nuestros acumulan 9 triunfos (solo tres de ellos del 2000 hasta la fecha), tres empates y 15 derrotas, un historial que contrata con el nulo que presentamos frente a los muchachos de Monserrat contra los cuales nunca se ha jugado y que resulta favorable, frente al invitado de emergencia: Antigua & Barbuda al que se le ha ganado tres de los cuatros partidos jugados, dividiendo honores en el otro.

En fin, complicada, ¿imposible? No, pero muy, muy complicada la clasificación cubana a la Copa Oro.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario